Publicaciones nov 30, 2017
Sexo para embarazadas

sexo para embarazadas

Sara es mi amiga desde primaria y todavía recuerdo el día que compartió la noticia: “Paula, ¡voy a ser mamá!”. La primera madre del grupo. Qué emoción, qué ansiedad… ¡y cuántas dudas! Sobre todo con respecto a la vida sexual durante el embarazo. ¿Se puede tener relaciones estando embarazada? ¿Qué precauciones hay que tomar? ¿Qué puede sentir el bebé?

Afortunadamente, la información se puso otra vez del lado del placer. A menos que el embarazo sea considerado de riesgo, el sexo durante el embarazo es seguro. Claro que desde el primer día, Sara se sintió diferente. Definitivamente, no era la misma persona que antes.  Y cuando compartió la noticia con su pareja, él también reaccionó de inmediato. Por instinto, ambos intentaron cuidar a su hijo. ¿Te ha sucedido lo mismo? Pues he aquí otra gran noticia: la naturaleza es sabia. Por ello, podéis estar tranquilos. La penetración no perjudica en modo alguno al feto, que se encuentra totalmente protegido por un tapón mucoso dentro de la cavidad uterina, absolutamente fuera del alcance del pene y el esperma, en caso que haya eyaculación.

Incluso, cuanto más intenso sea el goce, más posibilidades tendréis de transmitirle la sensación de bienestar a vuestro bebé a través del torrente sanguíneo. Por eso, sexo y embarazo son dos palabras que combinadas os abrirán un nuevo capítulo del placer.

Por supuesto que no todos los trimestres serán iguales. No os apetecerá lo mismo ni tendréis las mismas ganas. A veces solo querréis abrazos; otras, os sentiréis excitados como nunca antes. La clave es que habléis sobre vuestros deseos y temores, a medida que transcurre el tiempo. Daos tiempo, informaos con vuestro médico y animaos. Para disfrutar a tope un momento tan único como el que estáis viviendo.

  • Futura mamá súper sexy. Del primer al último mes podéis acompañar los cambios de vuestro cuerpo con lencería erótica. Animaos a fantasear en pareja para mantener la llama encendida. Y a medida que la barriga aumente de tamaño, buscad posiciones sexuales que sean más cómodas para ambos. Con creatividad y la ayuda de algunos almohadones para mantener todas las partes del cuerpo apoyadas, siempre es posible.

  • ¡Juguetes sexuales sí! Si aún no os habéis animado a probarlos, esta es una oportunidad única para descubrir nuevas sensaciones sobre el pene, los testículos, el pecho y el clítoris (uso externo y penetraciones suaves). En este momento es muy importante que os aseguréis la correcta higiene de los juguetes, para prevenir infecciones. Es tan sencillo como utilizar agua y jabón después de cada uso, o bien, utilizar limpiadores antibacterianos.

  • Caricias íntimas. Todo puede comenzar con la suave sensación de una pluma aterciopelada sobre los cuerpos. Y cuando no os apetezca la penetración, podeis compartir sesiones completas de masturbación en el embarazo. O por qué no, aprovechar cuando estéis solos, para autosatisfacerse y redescubrir vuestra sexualidad con sus propias manos. Ahora que vais a ser papás, ¡todo es diferente!

Y vosotros, ¿cómo estáis atravesando esta maravillosa experiencia? Me encantaría conocer tu historia.

Para no perderte ninguna novedad relacionada a este apasionante mundo, suscríbete a nuestra web. Recibirás 5 euros que podrás utilizar en compras superiores a 45 euros ;)

Además, si nos sigues en Facebook y nos dejas un comentario,  recibirás un regalo muy especial en tu primera compra superior a 50 euros.

Deje una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Sitio web: (URL del sitio con http://)
* Comentario
Escriba el código